Cómo desatascar el fregadero

Mediante los consejos de especialistas en redes de agua, pueden desatascarse fregaderos y otras instalaciones pertenecientes a las redes... desatascos caseros a los que los propios usuarios tienen acceso. Muchos de ellos se preguntan cómo desatascar el fregadero. Para llevar a cabo esta acción con métodos caseros y que resulte efectiva, hay que tener en cuenta que la obstrucción no ha de ser demasiado grande. Además ha de estar situada en una zona próxima al sumidero, de manera que se pueda actuar en la misma instalación.

Para desatascar un fregadero también tenemos que tener en cuenta que hay dos tipos fundamentales de atascos: aquellos en los que no baja el nivel de agua del recipiente del fregadero, y otros en los que el agua desciende lentamente por el sumidero. El método casero para desatascar, precisa una instalación limpia y un sumidero seco. De esta manera podrán actuar los elementos que a continuación se echarán. Hay que verter por el sumidero bicarbonato (una medida de medio vaso, y sin mezclar con agua).

Solo debe caer por el sumidero el polvo de bicarbonato, un componente que también puede ser sustituido por levaduras químicas o sal de frutas. Después del medio vaso de bicarbonato, hay que echar por el sumidero medio vaso de vinagre, que producirá una reacción química característica, que irá reblandeciendo y degradando la costra de suciedad de las paredes interiores de los conductos y el desagüe.

La reacción debe dejarse actuar durante un tiempo que no sea inferior a 15 minutos. Pasado este tiempo, hay que verter varios litros de agua caliente con sal. El agua caliente salada es el último paso a dar para acabar con los pequeños atascos en fregaderos. También es un método apto para lavabos, bidés y otros sanitarios, aunque cada uno debe abordarse de diferente manera.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE